El individuo, no siempre es una persona

Hola!!!
Estamos insertos en un paradigma cultural en el cual el hombre es considerado como individuo y no como persona.

Veamos.
La persona es un concepto que indica un tipo de naturaleza, cuyos elementos constitutivos se unen formando una unidad sustancial. También es un tipo de ser intelectual por definición. Que se desarrolla en la convivencia con otro, porque, como decía Aristóteles, es un «ser social por naturaleza». Además es un ser que por ser intelectual, es espiritual.

Filosóficamente, esto tiene algunas consecuencias.

Por el contrario, un individuo es un ser que no se divide, pero no necesariamente es intelectual, porque un lápiz también es un individuo, un automóvil también es un individuo. No son seres intelectuales y mucho menos espirituales. Por todo esto no necesita estar con otros, por lo que no necesariamente es social.

Nosotros somos personas individuales, pero no somos individuos. Seres que nos desarrollamos en comunidad, estableciendo vínculos, y en el ejercicio de esos vínculos, podemos establecer diálogos, por medio de los cuales, expresamos nuestro pensamiento.

En definitiva, ser individuo, no necesariamente, es ser persona.

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

El vértigo cotidiano no debe quitarnos la serenidad

Hola!!
Vivimos insertos en un mundo de vertiginoso cambio, particularmente, en el ambiente laboral.
Característica que, muchas veces, genera diversos estados de ánimo, angustia, depresión y distintas formas de miedo.
Pero, al igual que los personajes del texto de j. Johnson, «Quien se ha llevado mi queso», las reacciones que podemos tener, son diversas.
Necesitamos estar atentos, para poder visualizar esos cambios.
Vivimos en una cultura más bien conservadora, en la cual, venimos teniendo las mismas respuestas para situaciones problemáticas diversas y renovadas.
Culturalmente, estamos insertos en un paradigma que nos dificulta tomar la decisión de cambiar nuestra manera de pensar y actuar, para poder dar nuevas y creativas respuestas a situaciones nuevas.
Pero, tenemos que saber que, mentalmente estamos capacitados para recrear nuevas soluciones a estas situaciones novedosas que se nos presentan. La creatividad, la imaginación, la memoria, son instrumentos mentales que puestos a trabajar, pueden generar nuevas soluciones.
Estamos necesitados de acudir a estas herramientas para evitar consecuencias psicológicas negativas, cómo angustia, depresión, miedo, frente al futuro de cambio que nos absorbe a cada instante.

El mundo y la naturaleza toda, es una gran orquesta, que no podría sonar armónicamente si el hombre no dirige armónicamente el sonido y los ritmos de cada uno de los instrumentos. Ello es posible porque solo el hombre tiene la inteligencia suficiente como para preveer y armonizar cada una de las manifestaciones de los integrantes de esa orquesta y extraer la mejor de las sinfonías.
Recordemos, podemos recrear soluciones a viejos y nuevos desafíos.

Lic José Miguel Toro

República Argentina

La Felicidad, un «lugar» a llegar

Hola!!!
Hace un tiempo que vengo pensando en la necesidad natural de ser feliz
Si bien, creo que, todos apetecemos serlo, no todos llegamos a ese «lugar».
Pero, tenemos la comprobación empírica, que se puede y que en algún momento hemos podido vivenciar.
Si analizamos por un momento, cuales fueron las variables o los elementos que hicieron posible esas cortas vivencias, seguramente descubriremos algunos.
Dejo algunas, a modo de ejemplo. Haber estado con alguien muy cercano afectivamente, haber estado en un lugar soñado, haber logrado un objetivo largamente elaborado, ect.

Te invito a pensar un poquito en este tema.
Veo muchas personas tristes, angustiadas, solas, deprimidas.
Algo está pasando, en nuestro interior y en nuestro entorno que nuestro yo interior no disfruta en paz. Estamos rotos por dentro, andamos por la vida sin armonía interior entre nuestro corazón y nuestra mente.
Vivimos una vida de apariencias externas que afectan nuestra alma.???? Necesitamos recuperar una característica muy humana si queremos cambiar el mundo, Porque, nadie da lo que no tiene.

Lic José Miguel Toro

«Si queremos, podemos»

Hola!!
Se dice, muchas veces, que «si queremos, podemos.» Les propongo pensar en una distinción, para poder unir lo que expresa este adagio.

Creo que, en parte, es verdad.
Es verdad, si nos referimos al esfuerzo, al compromiso, a la perseverancia, a las capacidades, al entorno que sabemos con cierto nivel de certeza, que poseemos.

Pero, debemos ser conscientes que no somos seres sin límites, sin debilidades, además, debemos tener en cuenta que, nuestra estructura psicológica interna, no siempre es madura, no siempre carece de cierto nivel de voluntarismo, no siempre está excenta de grados altos de fantasía, todos ingredientes que nos hacen creer que absolutamente «todo» nos es posible con solo desearlo.

Además, somos seres individuales, que habitamos un determinado lugar y tiempo cultural, que si bien no nos determina, sí nos condiciona.
Ese tiempo y lugar, está expresado en una familia concreta, en un barrio concreto, en una provincia y país, concreto. Además, estamos en un tiempo histórico concreto, cuyos acontecimientos nos afectan.

Ahora, si tenemos en cuenta todo esto, podemos tomar el adagio, propuesto arriba, y llegamos a decir con verdad, » querer es poder», según quienes somos y según donde estamos culturalmente insertos.

Hemos tratado de distinguir, para poder unir todos los términos del adagio.

Lic José Miguel Toro

La Observación

Hola!!
La observación, una técnica fundamental en la aproximación al grupo de alumnos, de padres o docentes, cuyo objetivo es decodificar los elementos que conforman el lenguaje no verbal del mismo.
Una técnica que debe ubicarse al inicio de un encuentro con intención de trabajar en grupo. Pero debemos tener presente que el conocimiento de algo o de alguien es gradual, por lo que se considera un proceso. Este proceso, lleva necesariamente un tiempo, y la duración de ese tiempo, depende del cognoscente, es decir, de aquel que observa.

Seguramente, hemos tenido amplia experiencia en la cual nos hemos encontrado, en la vida, con diversas personas, las que nos han mostrado un perfil, en un primer momento, perfil que hemos tomado como «verdadero», y que luego hemos sido defraudados. También, todo lo contrario, personas que hemos ido conociendo y que luego confirmaron su primera impresión con gestos concretos. Pero, seguramente, no hemos tenido en cuenta que algunos gestos, que hacen al lenguaje no verbal, han estado presentes siempre, solo que no hemos alcanzado a decodificar de manera correcta y por ello nos hemos confundido, tomando lo falso o aparente, como verdadero. Ahora bien, si nos detenemos y valoramos esta técnica de la observación, seguramente podremos ir madurando nuestra «sensibilidad perceptiva» a los detalles. La misma nos permitirá descubrir y entender los códigos que establecen los vínculos entre los distintos integrantes del mismo y por los cuales ya se vinculan.

La comprensión de los códigos nos permitirá iniciar, como una segunda parte, un proceso de diálogo significativo, que necesariamente, integrará a todos los participantes. Y con ello toda tarea que se desarrolle será interesante y por lo mismo, valiosa. De lo contrario el aburrimiento y el desorden reinará en el encuentro.

Lic. José Miguel Toro
República Argentina

Ver más allá de las apariencias y captar valores.

La Inteligencia Espiritual, te permite ver más allá.

Hola!!
Un gran filósofo llamado Aristóteles, hace mucho tiempo, dió a conocer un » mundo» totalmente ignorado para las personas de su tiempo, lo llamó Metafísica. 
Metafísica, decía él, llamo a todo ese , «mundo» que está más allá de la física, más allá de la naturaleza.
Ese mundo es captado solo por las personas porque tienen un instrumento cognoscitivo que les permite acceder a ese » lugar», ese instrumento es un tipo de inteligencia que abstrae, es decir, se posa sobre algo concreto, lo capta y luego se queda solo con » su alma», es decir , con su esencia. La esencia es aquello que hace que una cosa sea eso y no otra cosa.
Esta capacidad en la persona humana es única.
Cuando hablamos de Inteligencia Espiritual, esta capacidad cognoscitiva que poseemos nos permite «ver» más allá de las apariencias y captar valores. 
De esta forma podemos ajustar conductas, evaluar conductas, valorar conductas. Es decir, podemos decir, que en la inteligencia espiritual habita la ética, o la persona que posee una inteligencia espiritual desarrollada posee un gran respeto por los valores.
De allí que es capaz de trascender y trascenderse, porque su vida no está atada a objetos concretos, sino que está orientada por valores.
De allí se deriva que sea una persona muy espiritual.

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

Una flor efímera, la flor del cactus.

Flor de cactus

La vida del hombre es corta, es una oportunidad que tenemos de florecer donde cultural y socialmente hemos sido plantados.
En esa vida ,corta, estamos llamados a florecer, casi diríamos, obligados a florecer. 
Pero ese florecer, al igual que la flor del cactus, lleva tiempo. Un tiempo en el cual conviven las alegrías y las tristezas, pero ello no justifica el no florecimiento, porque ello implica, que la oportunidad que se nos dió, debe ser cargada de sentido, de lo contrario, los diversos niveles de ética que le podamos incorporar a nuestro comportamiento, no tendría sentido. 
Estamos llamados, más bien, obligados a dar sentido a nuestros actos, para que los mismos puedan ser valorados como edificantes para los demás y al igual que la flor del cactus, permitir a los demás disfrutar de la belleza de nuestros frutos conductuales. 
Seamos significativos para los demás. 


Lic. José Miguel Toro
República Argentina

Pensar

Para pensar y no aburrirse en clase

Aquellos que hemos transitado las aulas de los colegios secundarios, seguramente hemos podido detectar en los alumnos, momentos de aburrimiento.

Frente a este fenómeno, seguramente, en nuestro interior surgieron algunos interrogantes, tales como:

¿Este niño estará durmiendo poco?; ¿El contenido no le interesa, pero no alcanza a darse cuenta de su importancia?; ¿Yo no estaré siendo lo suficientemente claro?; ¿Será que mis ejemplos son poco interesantes, o tal vez demasiado teóricos?; etc.

Pero, más allá de estos interrogantes, propongo algunas líneas de acción.

Por un lado, nuestros alumnos, en muchos casos, carecen de oportunidades en los cuales se los escucha, tanto en sus casas como en los ámbitos académicos. ¿Cuántas veces hemos estado atentos a  relatos en los que los alumnos manifiestan terror de acercarse al profesor?.  “No le gusta que lo interrumpan con preguntas” afirman.

O, con respecto a sus casas, “siempre estoy solo, mis padres están todo el día ocupados”

Evidentemente, desde la mirada del alumno, nuestra imagen de docente es un poco inabordable. Algo para pensar en orden a generar un diálogo entre docente y alumno, que en definitiva es el camino para una efectiva educación.

Por otro lado, nuestra forma de ser, no todos los que ejercemos la docencia en los nieles medios, estamos haciendo lo que nos agrada, por diversas razones, todas justificables.  Pero es algo que  es detectado por parte de los alumnos y eventualmente de los colegas.

Otro lado a considerar, y creo que es, a mi criterio, fundamental.  ¿Qué utilidad tiene lo que le estoy transmitiendo a un adolescente?, ¿Cómo puedo hacerle notar la utilidad de lo que le estoy transmitiendo?, ¿Qué aspecto de los contenidos que les estoy brindando debo remarcar con otra metodología?

Y acá surge un ingrediente que va cobrando una gran importancia, el sentido de lo que hago o el   “para que me va a servir” de los adolescentes.

Como sabios pequeños, nos están reclamando, a su manera, con el aburrimiento, la utilidad = para que sirve, lo que me están enseñando.

Por alguna razón, lo divertido y “útil” para los adolescentes, está fuera del aula. Nuestro desafío, como docentes, es descubrir, porqué lo divertido está fuera del aula.

Y acá surge oro elemento que me parece valioso, no todo lo importante y útil para nosotros, los docentes, es importante y útil para nuestros adolescentes del nivel medio. Entonces, mis querido colegas, nos queda la tarea de “descubrir” lo importante y útil para ellos.

Acá surge otro componente, la observación y la escucha. ¿Me pregunto si damos algún tiempo, dentro de nuestro agitado derrotero académico, para observar y escuchar a nuestros alumnos?

Seguramente lo sabemos, pero es una realidad que no se visualiza, nuestra forma de pensar está apoyada por un capital de experiencias que supera las dos décadas, la de los alumnos, solo supera una.  Nuestra manera de pensar, contiene una carrera universitaria en su haber, la de nuestros alumnos, solo el nivel primario.

Evidentemente, el sentido de lo que hago, es el nudo Gordiano de todo este entramado que se manifiesta con el aburrimiento.

Les planteo un desafío para el año que se inicia, descubrir los códigos significativos de nuestros adolescentes áulicos, para conseguir que la transmisión de los contenidos que realizamos, haga  nido en sus corazones y mentes.

Lic. José Miguel Toro

                                                                                                   República Argentina

El futuro, un desafío

Camino

Camino

Hola!!

Un camino, es una propuesta.

Como personas, hoy nos encontramos cerca de un fin de año, momento en el cual, solemos observar eventos festivos en los cuales se festejan logros alcanzados.

Momento, en el cual surgen interrogantes sobre nuestras reales posibilidades, tanto en lo personal, como en lo profesional.

Estos interrogantes son una señal que estamos mentalmente sanos y que nuestra mirada es positiva.

También, es necesario, para abordar estos interrogantes, un cierto nivel de autoconocimiento, que nos permitirá ser relativamente objetivos con nuestras posibilidades.

Otro elemento, que nos proporciona este abanico de interrogantes, es la conveniencia de un entorno afectivo, con un cierto nivel positivo.

Todo esto conforma un esquema referencial, apropiado para tomar el camino como un desafío y no como un ciego destino.

La diferencia está en que en el desafío, podemos evaluar, elegir, y ejecutar. En el ciego destino, no.

Inteligencias Múltiples en Argentina, sitio que me pertenece, te invita a tomar el camino como un desafío y a domeñar la propuesta que nos traerá inexorablemente.

Pero, queridos transeuntes virtuales, la vida, que habita irremediablemente dentro del tiempo, que es un ser creado y por tal finito, pero dinámico, nos invita a disfrutarla, y para ello debemos honrrarla con nuestras decisiones.

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

Un momento para disfrutar

Hola!!!
Este sitio educativo nació en un lugar geográfico llamado Argentina, y que además tiene por objetivo educar, es decir, formar a las personas, en esta oportunidad y por estos días, en este país se realizó un evento cultural que la mostró a un conjunto enorme de personas que nos visitaban, desde el punto de vista geográfico y musical. A los que no la conocen, quiero invitarlos a visitarla desde esos puntos de vista. Y a disfrutar de la misma

Lic. José Miguel Toro

República Argentina